Entradas

Mostrando entradas de 2009

RAFA CORRECHER

Imagen
Percepción


Como si fuera
una navaja
cortando el aire,

o la intuición de manos
emparejando
las formas invisibles,

heridas en las líneas,

o al hombre en sus detalles.




RAFA CORRECHER

Imagen
Sabidurías

I.


Un hilo desmembrado de otro hilo:

el tiempo que nos queda
es el metal contra la nuca
de todos los propósitos.

II.

No nos lleva
tampoco
un viento prematuro:

es como un despertar
de tempestades
en el vacío de la habitación.


RAFA CORRECHER

Imagen
Intuición

Este dolor es como el hielo
y desemboca en el umbral
de su perplejidad,
fraguando su sustancia
sobre los árboles.

Esta inmensa aridez
sobre mi habla de otros mundos
aunque también
de todo sus estragos.

Esta mancha de luz tan abismada
en su viaje
es hablar de abandono,
de arbitraria renuncia.

Pero
de dónde llega su certeza,
toda su hondura
reconociendo en lo visible
el prematuro vuelo de las cosas.


RAFA CORRECHER

Imagen
Niebla

Desvanecerse,
pues, es la ventura de venturas.
Eugenio Montale



El agua que respira bajo el agua
bendice el azafrán de mis recuerdos.

Ahora que me alcanza,
con esta densidad que llena espacios,
desaparezco 
y germino en su propia geometría.

Así, la veo ascender

entre los árboles
intuyendo
cómo cede la tierra
en todas sus junturas
hasta partirse en dos.

Pierdo de vista el puerto

para cubrirme
de espesa transparencia

pero la lluvia limpia su volumen

y me queda haber sido,
con la mirada abierta,
tan sólo eternidad desde la bruma.



RAFA CORRECHER

Imagen
El nadador nocturno

En esta soledad
de la burbuja,
igual que un nadador nocturno,
vivo
con el convencimiento de ser fiel
a lo que extraño.


ULTIMA CERTEZA

Imagen
Jamás reconocemos
la verdad que revela la locura
hasta que llega el alba
del tercer día.

Es como si la muerte
llevase entre sus manos
una navaja abierta
con tu nombre
sólo por el placer de recordarte.

RAFA CORRECHER

Imagen
Es simple descubrir
que todo sabe a poco
cuando compruebas
cómo la noche
ignora tus pecados.

Queda entonces el vértigo
de ser sólo una huella, inercia de unos pasos.

Última luz acaso de un planeta.


RAFA CORRECHER

Imagen
Derrota

No en la forma en que sale el sol
el día después,
cuando ya nada cruza
la línea de silencio que construye
la mueca inexpresiva de tu cara.

No entre la ropa sucia,
marcado en las arrugas
de tus camisas
como lastre
hundiéndote hasta el fondo.

Eres como ese pez moldeando la arena
con espasmos de hielo.

Percibes la derrota en soledad
y fuera de tu mundo
otra forma de vida,
el humo de los espacios vacíos,
te habla de dragones
y princesas desnudas.

Para quedarte, sólo necesitas
entender los cuchillos afilados
en la profundidad de tus heridas.


RAFA CORRECHER

Imagen
El azul de los lápices

No has visto nunca el mar
por eso coges
el azul de los lápices
y te bañas,
solitario,
en el dibujo
pintado
en tu retina.

Olvidas la materia que te forma,
y como aquellos libros
desesperados
por asumir la vida
guardada entre sus páginas
mudas de piel.

Con pinturas de guerra
eres un ser distinto:
cambias
toda una eternidad
por la pintura insomne de tus lápices.

RAFA CORRECHER

Imagen
En el jardín


Hay días que te cortan como hilos de luz,

entonces sólo queda
meterse en los bolsillos
esas navajas de agua
que ves en el jardín.



RAFA CORRECHER

Imagen
Deseos (Fuente en un mirador de Oporto)

Esas monedas bajo el agua;


impulsos de metal
desde su transparencia.

Todavía respiran,
ayer incluso el sol
brillaba aun más en ellas
enmudeciendo
el tic-tac de las hojas
sobre la fruta dócil.

Es mayor su presencia en los espejos
y con su calculada madurez
despiertan como círculos
aventurados en la tierra.

Gritos domésticos,
pequeñas latitudes que cumplen sus propósitos
cuando desprenden de su piel
el surco reiterado de tantas peticiones.



RAFA CORRECHER

Imagen
Humo


El humo dignifica, bajo su propia sombra,
un afán indeciso de ser nube.

Alguien le habrá otorgado
visiones
de claridad
en su relieve,
envenenados límites
en los que ronda
su incandescencia
para reconocer
un suceso de luz en cada giro.


Sin ningún lazo
que sujete su frágil estructura,
este temblor
desaparecerá,
contra su propio espíritu,
como la esquina más pequeña
de los cielos.


RAFA CORRECHER

Imagen
Galileo

Es tan blanca la luz en este valle
y esta tan claro el cielo
que he visto algo asombroso, verdad pura
en esta noche de herejía.

El agua se detuvo en su equilibrio
y me alejó de su cuidado,
mi cuerpo era del aire,
perdido en el ápice de un reloj
gritaba
y entre la arena
mi voz era un principio sin constancia,
como un campo baldío
bajo la lluvia inerte de mi imagen.

Ahora,
apenas llega el sol hasta mi celda
y no olvido mi sueño,
la conciencia es un vértigo sin manos,
como esta herida en la que abjuro.

RAFA CORRECHER

Imagen
Nubes

Son otras sendas de fugaz
espuma.

Dejan sus gestos
bajo el cuidado de los pájaros,
toman del sol tardío
luciérnagas sin rumbo.

Su movimiento, tan hermético,
crea un nuevo paisaje:

esta cambiante geografía,
metamorfosis
en el escombro silencioso
de las alturas.


RAFA CORRECHER

Imagen
Imperfección

Este equilibrio en los objetos,

puntos simétricos hasta su origen
siempre
con idéntica precisión.

Vértices de una espiral que renueva
su desgaste,

y entre tanto orden, nosotros.





RAFA CORRECHER

Imagen
Ojos de gato

Los chinos ven la hora en los ojos de los gatos. Charles Baudelaire.


Sabe el aire a miradas de papel
y como una caricia llega el sol
sobre el lecho esponjoso
de los párpados.

Sobre la ventana un gato sin tiempo
baraja sus cuchillos
observando
hasta el último rincón
de tus bostezos.

Los ojos de ese gato
son dos interrogantes:

¿cómo guardar la textura de un beso?

¿La sal que escapa
entre los labios del ahogado
serán sus últimas preguntas?

El gato piensa.

La espina de una rosa
le atraviesa en los ojos.

RAFA CORRECHER

Imagen
II.

Triste esta simetría en las aceras,
espirales de luto
que acaban siendo eco hilado en cada gota,
anuncio de las nubes
con relojes de arena
donde el tiempo
resulta
extraño entre sus límites ahora.


RAFA CORRECHER

Imagen
Paradise Now

Palestina 2008

I



No es posible que seas sólo polvo.

Para qué te ha creado
ese dios
sino para ser mucho más que rastro
bajo vientos que encuentran su paisaje
oculto cada día en las arenas.

Cómo puede negarte
sus ojos para ver morir el sol
justo cuando los surcos
del camino atraviesan tu inocencia.

Inquieta no saber decir lo exacto,
el dolor huele a sal,
es una nube densa, no deja de crecer
en las espinas.

Y sin embargo vives como un punto de luz,

bajo tus puentes gritan
los frutos invernales del olivo.



RAFA CORRECHER

Imagen
Paisajes



IV.

Las moscas,
en su exilio de sal,
tejen las redes
del pescador.

V.

La mañana es un hilo
que no penetra
el ojo de la aguja de tus sueños.

VI.

La voz de los semáforos.


Un destello que ignoras,
esqueletos de luz
bajo la lluvia.

VII.

Tus ojos son como casas vacías.

Inmensos cementerios
color verde.



RAFA CORRECHER

Imagen
Agua

Porque el agua carece de memoria
reparte sus sentidos,
busca tras los espejos
discretos minerales
como la plata antigua de los peces.

Y todo para qué
si el iris,
presencia última,
ya descubre en el ámbar de las gotas
el aliento sin fondo de la lluvia.

Los ojos tan abiertos en este jardín líquido
son labios sin pasado.

Y volverán de nuevo
los nombres que no olvidan,
porque en el agua
desconocen lo frágil,
sólo cubren las cosas, erosionan
con transparencia nueva
lo inútilmente frío.


RAFA CORRECHER

Imagen
Hoy

Hoy, qué distancia qué diferente todo y qué lo mismo. César Simón
I.

Me refiero
a esa luz que es la misma de otras veces:

está intacto
su rastro en el silencio,
una lluvia sin horas que es ceniza,
sombra en su propia entrega.