RAFA CORRECHER

Niebla


Desvanecerse,
pues, es la ventura de venturas.

Eugenio Montale




El agua que respira bajo el agua
bendice el azafrán de mis recuerdos.

Ahora que me alcanza,
con esta densidad que llena espacios,
desaparezco 
y germino en su propia geometría.

Así, la veo ascender

entre los árboles
intuyendo
cómo cede la tierra
en todas sus junturas
hasta partirse en dos.

Pierdo de vista el puerto

para cubrirme
de espesa transparencia

pero la lluvia limpia su volumen

y me queda haber sido,
con la mirada abierta,
tan sólo eternidad desde la bruma.



Comentarios

  1. He estado todo el poema viendo imágenes y teniendo sensaciones, además me he sentido interprete,creo que eso es poesía de la mejor, según me han contado. Me ha gustado de veras.
    Gracias Rafa
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO