PRIMERA DIVAGACION PRESCINDIBLE

La realidad no existe, al menos una realidad común y puesto que todo lo inmediato es interpretable, nada deja de ser dudoso bajo una nube de indicios subjetivos.
Un instante es sólo un instante y cuando desaparece, con él también lo hace aquello que adquirimos mediante una aceptación sesgada por un vislumbre de seguridad e inmediatez falsamente confortadora.

A pesar de todas estas palabras, de toda esta divagación, les recomiendo encarecidamente que duerman en paz.


Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO

JOSÉ EMILIO PACHECO