sábado, 10 de julio de 2010

SEGUNDA DIVAGACION PRESCINDIBLE

Cuando se termina de escribir un poema, por una relación que no está escrita en ninguna parte, deja de pertenecerte y esa pérdida supone también una forma de liberación.
Esto supone que cada lector hace suyo el poema y busca en su lectura una suerte de identidad, de reflejo propio contenido en las palabras.

Y ese es el fin, o el comienzo de un punto de no retorno que abre nuevas puertas o como diría Edmond Jabés "Toda duración está ligada al recuerdo", duración del poema en el pensamiento del lector o perseverancia del poeta para salvaguardar su memoria...


viernes, 9 de julio de 2010

PRIMERA DIVAGACION PRESCINDIBLE

La realidad no existe, al menos una realidad común y puesto que todo lo inmediato es interpretable, nada deja de ser dudoso bajo una nube de indicios subjetivos.
Un instante es sólo un instante y cuando desaparece, con él también lo hace aquello que adquirimos mediante una aceptación sesgada por un vislumbre de seguridad e inmediatez falsamente confortadora.

A pesar de todas estas palabras, de toda esta divagación, les recomiendo encarecidamente que duerman en paz.