RAFA CORRECHER

OCHO PELDAÑOS

I.
Despreciaba el destierro de los tiempos ociosos,

entonces comenzó a llover.

II.
La lluvia es un puñado de experiencias
incompletas,

se abre paso
en las cuadrículas
de mi papel.

III.
Pestañean las gotas el cristal.

IV.
Qué hacer cuando no hay marcas,
cuando la herida no deja señales
o no hay camino
para volver,
para quedarse.

V.
Presagiar el pasado,
concederle un respiro en el futuro.

VI.
Cerrar los ojos es
el punto de retorno,

rozar de nuevo
la piel de la palabra en las aceras.

VII.
La curación del ciego fue una cuestión de suerte.

Estaba allí
el parpadeo de la luz,
su caridad,
la tarde.

VIII.
Me preguntó
si alguna vez distinguiría
ecos
en el metal de las miradas.


Comentarios

  1. Es precioso el poema... me quedo en el peldaño 2 que es el que más me gustó.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO