RAFA CORRECHER

RECORDANDO A KANE SAMASSE


Por primera vez, después de cerca de 90 casos registrados, un inmigrante ha sido enterrado en Ceuta con una lápida con su nombre, apellido y las fechas de nacimiento y muerte, en vez de una losa con la inscripción "varón sin identificar", como suele ser habitual.
La Guardia Civil recuperaba del agua el cuerpo de este joven inmigrante subsahariano que acababa de fallecer ahogado, después de haber intentado entrar a nado desde Marruecos.
La lápida -con una flor roja como fondo y de color gris claro- tenía una inscripción. "Kane Samasse, Mali 1983, Ceuta 2011".



Sólo el aroma de narcisos
nos sacudía
partes resecas
de nuestra propia humanidad
contra los ojos.

Hasta que no hubo más que algún silencio,
la extraña disciplina del ángel de granito
y aquellas formas amarillas
sobre la tierra del jardín.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO