CARLOS DE OLIVEIRA

V

Se siente la variación
en la atmósfera del cuarto; ¿una corriente
de aire? ¿con la puerta,
las ventanas cerradas?
el soplo viene quizá del estante:
poemas, diccionarios;
como si la biblioteca desprendiese
sustancias volátiles; o
que intentan volar; el temblor,
el presentimiento, despierta
los muebles fascinados; poco a poco,
en el aro de la pantalla,
dónde la diferencia es más sensible,
se condensa el rumor de las primeras
palabras: al final, son ellas;
y tan pronto como sus vuelos;
anteriores a la escritura; las precipitan
en el papel, se comienza a escribir.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO