RAFA CORRECHER

DESPEDIDAS

Rostros de sal en los andenes
abren espacios nuevos para ti
y esta pequeña luz dormida
en los escaparates
es breve conjunción
de todos tus estragos.

Un reflejo sin vértices
en esa orilla 
que podría esconder
tanta curiosidad
o tantos miedos;

y entonces viene a tu memoria
aquel pequeño huerto entre edificios,
tu casa y sus palabras;
-la aritmética pura es el mejor remedio
para las despedidas-
por eso ahora miras su reloj:

un viento favorable que rompe tus fronteras.

Comentarios

  1. Ese silencio que se puede percibir en tu poema , es magnífico..
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO