RAFA CORRECHER

DYLAN


Son siempre alrededores en mi paisaje; trazos.

Pregunto al jardinero  el nombre de esos árboles:
-nunca recuerdo nombres ni ciudades.

El calor en la herida del verano está aquí,
es la respuesta que se extingue
en mi pregunta
y su corriente eléctrica enciende a las cigarras.

Mientras, ese pequeño péndulo
con plumas
oscila
sobre ladrillos que se agrietan
en sus ojos.

Un cielo intermitente
y este fulgor nocturno,
como una hoja de afeitar
que acerca su cuchilla hasta los vasos,
hace brillar algún secreto:

una manzana de luz se ahoga en mi garganta. 






Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO