RAFA CORRECHER


Si levanto la vista
para observar esas gaviotas
el sol
me deslumbra. No entiendo
el motivo, yo sólo
quería ver entre las nubes
espacios desplazándose.

El sol no ciega a las gaviotas
y suyo es todo el cielo.

Los pájaros se ríen, me arrojan sus limosnas.

Como si fuera un pobre
recojo sus monedas
y finjo desamparo,
una cierta humildad sobrevenida. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO