CÉSAR SIMÓN

Quien celebra los días
no los celebra.
Quien levanta la copa
nada ofrece.
(Abrir una ventana y desnudarse
es más que trascendente.
Amar es tenebroso;
acariciar, oscuro;
pero quien acaricia lo comprende).
Nunca he brindado por la vida; soy la vida;
por lo tanto, la vivo plenamente.

¿He buscado la vida sin hallarla?
¿Estuvo en cada instante?
¿La conocí a través de la pereza
y de la dispersión,
del ocio sin placeres y del tedio?
La conocí y la fui tan plenamente
que no he necesitado celebrarla.
Por haberla perdido y malogrado,
por eso fui la vida sin saberlo.
Quien no contempla el mar no lo comprende.

Comentarios

Entradas populares de este blog

JUAN FARIAS "A la sombra del maestro"

MING DI

RAFA CORRECHER