RAFA CORRECHER

Lisboa

Las calles de Lisboa 
son como un acordeón desvelado,
un gato taciturno
y una anciana que espera
en esta oscuridad de sus pasajes;

mirar al suelo o mirar lejos,
no ver nada salvo un bastón de luz,
entonces descubrir el sol;

la solitud aquí
nunca será un árbol sin hojas
sino sueños veloces
o tranvías pintados de amarillo;

y tú y yo somos hoy, en la ciudad,
un trepar de escaleras;
no disfraces, palabras. 

Una vez y su intento;

otra inmensa pregunta,
tan sólo dos respuestas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO

JOSÉ EMILIO PACHECO