JUAN PABLO ZAPATER

Yusuf


a quien fue Cat Stevens


Los puentes de tu música me llevan,
cada vez que los cruzo con mi oído,
a los campos dorados y esmeraldas
donde juegan los niños que no existen
y ese gato de fuego vagabundo
retoza entre sus juegos.

Estación a estación voy visitando
tus antiguas canciones, ya cubiertas
por la hierba del tiempo,
y deslizo mi viaje sobre el polvo
de vías que brillaban como plata
cuando el tren de la paz las recorría.

Y en tu voz, sordo aullido
de lobo melancólico al que baña
una sombra lunar desde los claros
del cielo anochecido,
encuentro yo la luz y la energía
para abrirme camino en este bosque
de estrellas apagadas.

Ahora que elegiste ser el siervo
del último profeta, son más justas
y sabias tus palabras, se dirían
susurros de un espíritu vibrando
en su humano instrumento.

Toda clase de rosas crecen juntas
en el jardín sagrado que cultivas,
toda clase de rosas huelen juntas
pero un único Dios sueña el perfume
que esconde cada rosa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO