RAFA CORRECHER

Las buenas intenciones



Las buenas intenciones nunca son suficientes;
¿o acaso no lo ves?.

Vas a podar el seto,
recogerás también las hojas sueltas;
esa pequeña cortadora
se oxida con el agua
y el hierro deja surcos en esta tierra húmeda.

Hueles despacio el aire;
parece como si hoy fuera a empezar el mundo.

La lluvia le da un margen
al tiempo que te tomas
para pensar.

Despierta,
debes tener cuidado con los dedos,
no te ensucies
y deja todo en casa bien guardado:
 
tus buenas intenciones,
también.


Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO