RAFA CORRECHER

XL


Callan los árboles su invierno
y mi escritura
es un filo de luz que poda
sus ramas
desde el ojo de buey hecho en las nubes.

Su fiebre es un regreso a lo profundo
desde lo perdurable,

como el poema cuando logra
la consistencia de ser agua


y borra por completo mi presencia.



Comentarios

  1. me gusta el poema de agua

    y sí.
    la escritura es la marca
    de algo alguien que está faltando

    saludos, muy bueno.
    ilcesare

    ResponderEliminar
  2. Precioso y sereno el poema y guapo tú, Rafa.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  3. jajajajaj...

    pues ya deberías estar acostumbrado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

JUAN FARIAS "A la sombra del maestro"

MING DI

RAFA CORRECHER