viernes, 8 de noviembre de 2013

ARTHUR RIMBAUD

EL DURMIENTE DEL VALLE

Un hoyo de verdor por donde un río suena
engarzando en las yerbas, locamente, jirones 
de plata; donde el sol de la altiva montaña
relumbra: un vallecito amado por la luz.

Un soldado sin casco y con la boca abierta,
al que baña la nuca un fresco berro azul,
tendido bajo el cielo, duerme sobre la yerba,
pálido entre lo verde donde el fulgor se cierne.

Los pies, entre gladiolos, duerme y sonríe, como
sonreiría un niño enfermo, en su sueño descansa,
lo acuna con calor Madre Naturaleza.

Los aromas no logran que lata su nariz;
duerme al sol y una mano reposa sobre el pecho
tranquilo. Con dos puntos rojizos al costado.

Octubre, 1870

Traducción: Antonio Martínez Sarrión


3 comentarios:

  1. Esto de ir del ebrio paraíso de los sueños de un poeta y su amante a un soldado muerto en un valle idílico es una pirueta que marea un poco.
    Por lo menos a mí.
    Saludos.
    Julio

    ResponderEliminar
  2. Hola, Rafa. En Bartleby acabamos de publicar una ultimísima traducción de las "Illuminations" de Rimbaud. Te dejo un enlace: http://encuentrosconlasletras.blogspot.com.es/2013/11/rimbaud-illuminations.html

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias Pepo, voy a ello.

    ResponderEliminar