RAFA CORRECHER

Poemas incluidos en "El nadador nocturno" (Editorial Germanía, 2014)

Sarajevo, invierno de 2012

Fueron soltándose, una a una,
las cuerdas de tu piano
mientras el fuego las mordía.

De fondo la ciudad,
la nieve y ese reflejo del incendio
en los cristales
del autobús que ardía calle abajo.

Entonces recordé cuando era un niño,
y en el bosque jugábamos,
los pies desnudos, tan fríos como témpanos.

También ahora hace frío y ya oscurece;

un pájaro
se refugió en la cañería.

Dadme alguna palabra en la que pueda descansar.

Estoy aquí.

El tiempo se quebró como una rama.





La luz quema las páginas del libro
y fija su ceniza en las palmeras.

Es esta somnolencia de la tarde
un cielo rojo y el sudor
de Sísifo arrastrando
oraciones e insomnios.

Y esa piedra redonda
es un arado
que traza su camino en torno a mí.




  
No dejes que te engañe el espejismo
porque su espectro es sólo barro.

Este fulgor a medio hacer
bendice humilde
la luz de las farolas

una oración
al color tenue
donde
algunos de nosotros existimos.






A Jorge Correcher

Inevitable,
ahora que el sol avanza y asciende
arriba
y ciega el pensamiento
aunque publica en los olivos
últimas voluntades.

También inevitable
que la arena se maldiga a sí misma
como altavoz de grises
que guarda en su mirada
el humo vertical de tu conciencia.

Inevitable
que la sangre madure como fruta
en rostros prematuros
y en el grito senil de las edades.

Inevitable
hacer de una matanza, rito.






Escucho como canta Patti Smith
y observo desde lejos caballos que galopan
bajo las venas de mi madre.

El Valium se disuelve perezoso
y ahora la entretienen algunas letras negras
en la pared:
ella dice que están borrosas;
yo cuido sus zapatos.

Para un caballo viejo ya son muchas heridas,
nunca podrá saltar tantos obstáculos.

El agua del gotero
mide los sueños de mi madre.

su pulso pide calma en el tensiómetro:

sea su corazón un trote corto.






I.
Si contemplar el sol otra mañana
aquí es todo un milagro,
tampoco es menos cierto
que en Shaar ya nadie quiere
pensar en esa intercesión.

El cielo puede ser como una capa oscura,
pesado como piedra.

II.
En el barrio de Shaar
los ojos de la gente tintinean
y los tullidos,
como viejas estatuas bizantinas,
agitan sus banderas
blancas sobre los muros desgajados.

III.
Es mediodía,

hay nieve ahora
en casi todos los balcones.


A Migue Correcher

Hoy pones en tus labios
apenas cuatro letras;
un pequeño raudal que se malogra
en las brasas del aire.

Son ojos que te miran impacientes,
como una lluvia negra entre palabras.

Nunca te dejan libre;
trazan el laberinto de tus sueños
porque su brevedad levanta muros.

Diluyen esa sal
que encuentras en el agua del lenguaje
y no tiene retorno.

Nunca conocerán
las lágrimas de Ulises
ni el rostro demacrado de Penélope.








Para sobrevivir es necesario
pensar
todo de nuevo,

utilizar
las frases más valiosas de los locos,
hacer de su escritura travesía,
vela nocturna,

Acomodarse siempre
a la distancia y a la noche,
desdeñar el agua quieta
en los sudarios

y, sobre todo,
abrigar
con las palabras vírgenes
la dolorida piel de los mártires.







La Guardia Civil recuperaba del agua el cuerpo sin vida de este joven inmigrante que intentó entrar a nado desde Marruecos.  Su lápida, con una flor roja como fondo y de color gris claro, tiene esta inscripción:
“Kane Samasse, Mali, 1983, Ceuta 2011”




Nos sacudía
partes resecas
de nuestra propia humanidad
sobre los ojos.

Hasta que no hubo más que algún silencio,
la extraña disciplina
del ángel de granito
y aquellas formas amarillas
sobre la tierra del jardín.






Publicado por Editorial Germanía (2014)

DISTRIBUCIÓN:
distribución@germania.es
sergi@germania.es

Puedes adquirir el libro, si lo deseas, en las siguiente librerías:

LIBRERÍA RAMÓN LLULL
Calle Ramón Llull, 41
46021 Valencia (España)

LIBRERÍA SHALAKABULA
Calle Doctor Marañón, 3
46920 MISLATA (Valencia, España)

LIBRERÍA GAIA
Calle Daniel Balaciart, 4
46020 Valencia (España)

LIBRERÍA PRIMADO
Avenida Primado Reig, 102
46010 Valencia (España)

LIBRERÍA BARTLEBY
Calle Cadiz, 50
46005 Valencia (España)



Comentarios

  1. Me ha gustado, especialmente, "De nuevo". ¡Enhorabuena por tus textos!,

    Un saludo,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO