lunes, 20 de octubre de 2014

PILAR VERDÚ DEL CAMPO

LAS UVAS

y también quedan uvas para llenar la boca
Mario Benedetti 

También quedan  las uvas de los años
para saciar la sed imprescindible,
los racimos de lluvia condensada
como joya en la artrosis del sarmiento.

Queda la boca abierta para el goce
en su tibio esplendor de travesías,
con las anclas levadas,
con las bodegas llenas,
sin hojas que nos cubran los tesoros
en el lecho nupcial de los velámenes,
boca para la uva
y la semilla,
su mínima rudeza,

su pequeño peaje de amenaza.
 de "Axis Mundi"  XXIX Premio Gerardo Diego 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario