RAFA CORRECHER

Yo soy

el humo que negrea inconformista

entre las páginas.


Un puño en la cesura de tus huesos,

la longitud de una renuncia

-porque también yo soy tus deserciones

cuando escribes

que nunca acabará el poema

en la tranquilidad de un árbol seco.


Y por ese motivo

apenas me soportas

y siempre me requieres

por qué razón amarillea

el liquen una estrofa a cielo raso

o a qué temperatura se quema el celuloide

de un poema.


Todas esas respuestas supondrían 

borrar la niebla de tus notas;

ganar mi mundo imaginario, 


pero también dejar tu propia sangre

en un recodo.







Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO