lunes, 28 de abril de 2014

MARÍA ZAMBRANO

La mirada

     Sólo cuando la mirada se abre al par de lo visible se hace una aurora. Y se detiene entonces, aunque no perdure y sólo sea fugitivamente, sin apenas duración, pues que crea así el instante. El instante que es al par indeleblemente uno y duradero. La unidad, pues, entre el instante fugitivo e inasible y lo que perdura. El instante que alcanza no ser fugitivo yéndose.
Inasible. El instante que ya no está bajo la amenaza de ser cosa ni concepto. Guardado, escondido en su oscuridad, en la oscuridad propia, puede llegar a ser concepción, el instante de concebir, no siempre inadvertido.
     Y así, la mirada, recogida en su oscuridad paradójicamente, saltando sobre una aporía, se abre y abre a su vez, "a la imagen y semejanza", una especie de, circulación. La mirada recorre, abre el círculo de la aurora que sólo se dio en un punto, que se muestra como un foco, el hogar, sin duda, del horizonte. Lo que constituye su gloria inalterable.






domingo, 27 de abril de 2014

RAFA CORRECHER

PARADISE NOW


Palestina 2008


I.


No es posible que seas sólo polvo.

Para qué te ha creado
                                  ese dios
sino para ser mucho más que rastro
bajo vientos que encuentran su paisaje
oculto cada día en las arenas.

Cómo puede negarte
sus ojos para ver morir el sol
justo cuando los surcos
del camino atraviesan tu inocencia.

Inquieta  no saber decir lo exacto,

el dolor huele a sal,
es una nube densa, no deja de crecer
en las espinas.

Y sin embargo vives como un  punto de luz,

bajo tus puentes gritan
los frutos invernales del olivo.


II.


A veces, cuando llueve,
extiendes las dos manos,
las palmas hacia arriba
buscando de este modo
la  llave líquida
que baja desde el cielo
para abrirte esta lluvia
de par en par.

Piensas sólo lo justo
para evitar la nausea
y ves el agua
humedeciéndote
las puntas de los dedos
como si fueran de papel.

Enciendes tu sonrisa,

bajo las piedras que nos cubren
también sonrío.


III.


Ahora crece un muro donde antes mi niñez
buscaba este lugar de nombres rotos.

Una lluvia de afectos desmedidos
como las gotas de mercurio
deja para el final
el vuelo de los pájaros.

Más frágiles que nunca las palabras
esperan los regresos
y nada queda sino
apretar con las manos
                                  este aire.

Y tan sólo un instante
para reconocerse
cuando sólo nos llega
la exactitud de este silencio
bajo la sombra estéril de los árboles.



Fotograma del documental "Al Nakba" de Al Jazeera TV. 
Nakba es un término árabe utilizado para designar el éxodo palestino y significa "catastrofe o desastre"

viernes, 18 de abril de 2014

RAFA CORRECHER

Poemas incluidos en "El nadador nocturno" (Editorial Germanía, 2014)

Sarajevo, invierno de 2012

Fueron soltándose, una a una,
las cuerdas de tu piano
mientras el fuego las mordía.

De fondo la ciudad,
la nieve y ese reflejo del incendio
en los cristales
del autobús que ardía calle abajo.

Entonces recordé cuando era un niño,
y en el bosque jugábamos,
los pies desnudos, tan fríos como témpanos.

También ahora hace frío y ya oscurece;

un pájaro
se refugió en la cañería.

Dadme alguna palabra en la que pueda descansar.

Estoy aquí.

El tiempo se quebró como una rama.





La luz quema las páginas del libro
y fija su ceniza en las palmeras.

Es esta somnolencia de la tarde
un cielo rojo y el sudor
de Sísifo arrastrando
oraciones e insomnios.

Y esa piedra redonda
es un arado
que traza su camino en torno a mí.




  
No dejes que te engañe el espejismo
porque su espectro es sólo barro.

Este fulgor a medio hacer
bendice humilde
la luz de las farolas

una oración
al color tenue
donde
algunos de nosotros existimos.






A Jorge Correcher

Inevitable,
ahora que el sol avanza y asciende
arriba
y ciega el pensamiento
aunque publica en los olivos
últimas voluntades.

También inevitable
que la arena se maldiga a sí misma
como altavoz de grises
que guarda en su mirada
el humo vertical de tu conciencia.

Inevitable
que la sangre madure como fruta
en rostros prematuros
y en el grito senil de las edades.

Inevitable
hacer de una matanza, rito.






Escucho como canta Patti Smith
y observo desde lejos caballos que galopan
bajo las venas de mi madre.

El Valium se disuelve perezoso
y ahora la entretienen algunas letras negras
en la pared:
ella dice que están borrosas;
yo cuido sus zapatos.

Para un caballo viejo ya son muchas heridas,
nunca podrá saltar tantos obstáculos.

El agua del gotero
mide los sueños de mi madre.

su pulso pide calma en el tensiómetro:

sea su corazón un trote corto.






I.
Si contemplar el sol otra mañana
aquí es todo un milagro,
tampoco es menos cierto
que en Shaar ya nadie quiere
pensar en esa intercesión.

El cielo puede ser como una capa oscura,
pesado como piedra.

II.
En el barrio de Shaar
los ojos de la gente tintinean
y los tullidos,
como viejas estatuas bizantinas,
agitan sus banderas
blancas sobre los muros desgajados.

III.
Es mediodía,

hay nieve ahora
en casi todos los balcones.


A Migue Correcher

Hoy pones en tus labios
apenas cuatro letras;
un pequeño raudal que se malogra
en las brasas del aire.

Son ojos que te miran impacientes,
como una lluvia negra entre palabras.

Nunca te dejan libre;
trazan el laberinto de tus sueños
porque su brevedad levanta muros.

Diluyen esa sal
que encuentras en el agua del lenguaje
y no tiene retorno.

Nunca conocerán
las lágrimas de Ulises
ni el rostro demacrado de Penélope.








Para sobrevivir es necesario
pensar
todo de nuevo,

utilizar
las frases más valiosas de los locos,
hacer de su escritura travesía,
vela nocturna,

Acomodarse siempre
a la distancia y a la noche,
desdeñar el agua quieta
en los sudarios

y, sobre todo,
abrigar
con las palabras vírgenes
la dolorida piel de los mártires.







La Guardia Civil recuperaba del agua el cuerpo sin vida de este joven inmigrante que intentó entrar a nado desde Marruecos.  Su lápida, con una flor roja como fondo y de color gris claro, tiene esta inscripción:
“Kane Samasse, Mali, 1983, Ceuta 2011”




Nos sacudía
partes resecas
de nuestra propia humanidad
sobre los ojos.

Hasta que no hubo más que algún silencio,
la extraña disciplina
del ángel de granito
y aquellas formas amarillas
sobre la tierra del jardín.






Publicado por Editorial Germanía (2014)

DISTRIBUCIÓN:
distribución@germania.es
sergi@germania.es

Puedes adquirir el libro, si lo deseas, en las siguiente librerías:

LIBRERÍA RAMÓN LLULL
Calle Ramón Llull, 41
46021 Valencia (España)

LIBRERÍA SHALAKABULA
Calle Doctor Marañón, 3
46920 MISLATA (Valencia, España)

LIBRERÍA GAIA
Calle Daniel Balaciart, 4
46020 Valencia (España)

LIBRERÍA PRIMADO
Avenida Primado Reig, 102
46010 Valencia (España)

LIBRERÍA BARTLEBY
Calle Cadiz, 50
46005 Valencia (España)



GABRIEL GARCÍA MARQUEZ

El ahogado más hermoso del mundo (fragmento)

Los primeros niños que vieron el promontorio oscuro y sigiloso que se acercaba por el mar, se hicieron la ilusión que era un barco enemigo. Después vieron que no llevaba banderas ni arboladura, y pensaron que fuera una ballena. Pero cuando quedó varado en la playa le quitaron los matorrales de sargazos, los filamentos de medusas y los restos de cardúmenes y naufragios que llevaba encima, y sólo entonces descubrieron que era un ahogado.

Habían jugado con el toda la tarde, enterrándolo y desenterrándolo en la arena, cuando alguien los vio por casualidad y dio la voz de alarma en el pueblo. Los hombres que lo cargaron hasta la casa más próxima notaron que pesaba más que todos los muertos conocidos, casi tanto como un caballo, y se dijeron que tal vez había estado demasiado tiempo a la deriva y el agua se le había metido dentro de los huesos. Cuando lo tendieron en el suelo vieron que había sido mucho más grande que todos los hombres, pues apenas si cabía en la casa, pero pensaron que tal vez la facultad de seguir creciendo después de la muerte estaba en la naturaleza de ciertos ahogados.

Tenía el olor del mar, y sólo la forma permitía suponer que era el cadáver de un ser humano, porque su piel estaba revestida de una coraza de rémora y de lodo. 





lunes, 7 de abril de 2014

EN LEGITIMA DEFENSA, Poetas en tiempos de crisis. (Bartleby Editores)

El próximo jueves, 10 de abril, a las 19,30 horas, en Librería Bartleby presentamos la antología poética "En legítima defensa. Poetas en tiempos de crisis." editada por Bartleby Editores.
Para el acto contaremos con la presencia de su editor, y además con la intervención de Laura Giordani, Viktor Gómez, Arturo Borra, Rafa Correcher, Xelo Candel, Magda Guillén, Jorge Ortiz Robla y Manuel Rico.

Ante la crisis provocada, ante el recorte de derechos, libertades y calidad de vida, actuar, en legítima defensa, con el más poderoso instrumento con que el hombre cuenta desde su propio origen: la palabra.

Un acto de resistencia, un libro colectivo para ponerle voz al sufrimiento y gritar, en legítima defensa, contra la globalización del dolor social.

http://www.bartlebyeditores.es/