RAFA CORRECHER

     Naufragios




A Charb, Cabu, Wolinski y Tignous y a todas las víctimas de la intolerancia




Pero sabed que aquí respira un hombre;

soy un rectángulo de carne

donde las hojas secas se amontonan.


Tengo frío en los pies,

corren sobre esas hojas

ocasiones perdidas,

también la tinta del bolígrafo

como un caballo azul;


es un azul destierro

que cae contra nosotros;

y pinta en los portales su inclemencia

de cruces invertidas.



El verso de los dioses

se quema en la humedad del parque,

su fuego protector nos abandona;

ha muerto hoy en esa hoguera

toda divinidad.



Naufragios tan prometedores

-la pólvora y el humo, el mito funeral de las iglesias,

con dientes afilados como agujas.


Comentarios

  1. Lo que acabo de leer es algo de un calado escalofriante, por su desarrollo, por su contenido y, como no, por lo que significa. Nunca se pierde el tiempo en este maravilloso Blog, siempre está eso que llevas en la cabeza, pero no lo sabes plasmar en un papel. Siempre aprendiendo entonces.

    Un abrazo Rafael Correcher y gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra descubrir este blog tuyo y tu afilado poema. Gracias,

    ResponderEliminar
  3. Gracias Rafa por compartir tan estremecedor y bello poema. Ha sido un placer leerlo, y volverlo a leer. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO

JOSÉ EMILIO PACHECO