lunes, 2 de febrero de 2015

PAR LAGERKVIST

El atardecer

Es el atardecer cuando uno se aleja,
a la caída del sol.

Es entonces cuando se abandona todo.

El pensamiento recoge su tolda de tela de araña
y el corazón olvida el porqué de su angustia.
El caminante del desierto abandona su campamento,
que pronto desaparecerá bajo la arena,
y continúa su viaje en la quietud de la noche,
guiado por enigmáticas estrellas.


Traducción de Axel  Von Greiff


1 comentario:

  1. Me gusta este poema de un poeta que desconozco. Gracias por darme la ocasión de descubrirlo. Besos,

    ResponderEliminar