martes, 9 de junio de 2015

MAR BUSQUETS MATAIX

Están tristes porque saben demasiado

Están tristes por eso, porque saben demasiado
Henrik Norbrandt

Están tristes porque saben demasiado,
aunque no todo;

es una manera de tristeza racional,
digamos que afectada,
en la que cada quien se lamenta
con un lenguaje heredado
de lo difícil que es
vivir pegados a la desesperanza
de esa idea  artificiosa
que nos mantiene cautivos,
pero no cautivados.

Por eso, porque saben demasiado,
ahora creen
vivir la vida
con mayor plenitud;
no es porque sepan
que se van a morir,
no es porque sepan
que un solo Dios les esperará
al otro lado del río,
sino porque a pesar del esfuerzo
de saber demasiado,
nunca será lo suficiente
como para esconder
las llaves
a Dios o a San Pedro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario