viernes, 5 de junio de 2015

RAFA CORRECHER

A la deriva


En la pantalla gris de un mar de fondo
hay un temblor que evito:

Abdul, Hamid, Zubaida;
mientras cuento los versos del poema
sois cada vez más frágiles:

pocas coordenadas, los ejes cartesianos,

mapa de vergüenza
donde el hombre es la mancha
de aceite más ignota
-hasta soñé que de ella aparecía
un hermoso par de alas,
para sobrevolar el Índico
o Lampedusa.

El Primer Mundo prende aceite amargo
bajo sus catedrales,
la impotencia y la sal
se os comen las encías.

No hay nada más ahora
salvo el zumbido sordo
que me borra las manos 
con todos vuestros nombres.




No hay comentarios:

Publicar un comentario