RAFA CORRECHER

A la deriva


En la pantalla gris de un mar de fondo
hay un temblor que evito:

Abdul, Hamid, Zubaida;
mientras cuento los versos del poema
sois cada vez más frágiles:

pocas coordenadas, los ejes cartesianos,

mapa de vergüenza
donde el hombre es la mancha
de aceite más ignota
-hasta soñé que de ella aparecía
un hermoso par de alas,
para sobrevolar el Índico
o Lampedusa.

El Primer Mundo prende aceite amargo
bajo sus catedrales,
la impotencia y la sal
se os comen las encías.

No hay nada más ahora
salvo el zumbido sordo
que me borra las manos 
con todos vuestros nombres.




Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO

JOSÉ EMILIO PACHECO