lunes, 15 de junio de 2015

RAFA CORRECHER

Ella


“cuando ella entró de improviso”

Robert Graves


Amanece y un relámpago mudo divide tu percepción
en dos umbrales

uno que nace desde la playa hasta tus ojos
y otro que llega
como un simple reflejo de las olas,

y de su punto más profundo,
una zona de sombra:
la frágil empatía
-sin apenas mover los labios,
en la contemplación de este paisaje
que no concuerda
con los relieves conocidos,

pequeñas perlas
-que no te atreves a tocar con los dedos,
en el aire alto de las dunas:

cuando ella entró de improviso.






6 comentarios:

  1. Amanece y un relámpago mudo divide tu percepción
    en dos umbrales...

    Gracias, Rafa: imagen impactante, poema para disfrutar...

    ResponderEliminar
  2. En poema emocionalmente muy cargado, y técnicamente perfecto. Mi enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Un poema muy intenso, muy profundo..., gracias por tu arte Rafa

    ResponderEliminar