miércoles, 25 de noviembre de 2015

RAFA CORRECHER

Maltratada

El nombre de tu sexo en las paredes
decide nuevos mapas y arboledas
pero también conoce
ladrillos que se agrietan en los ojos;

hay sangre todavía
debajo de una lágrima,

espacios desplazándose
que acotan un camino de regreso.

Desnuda,
sentada en los peldaños de tu origen,
eres la tierra que renace
dorada por el sol como una espiga.




No hay comentarios:

Publicar un comentario