ANTONIO PORCHIA

VOCES ABANDONADAS

Con mi encadenamiento a la tierra pago la libertad de mis ojos.

*
En nuestro corto vivir, el tiempo es una larga espera.

*
Una vida que fuese eterna, convertiría en eternos algunos minutos.

*
Hay fuegos que desde lejos dan calor y desde cerca frío.

*
Yo no estoy aquí, pero aquí me he dado, y amo aquí.

*
Partiendo de todo, sólo puede arribarse a nada.

*
El no ser feliz es lo único que pagan todos, y es lo único que podría obtenerse por nada.
*
Las ideas, después de ser una para cada cosa, son una para todas las cosas.
*
El hombre es un habitante; pero ¿de dónde?

*
Las flores son eternamente bellas, sin un mañana.

*
El niño y el hombre, diferentes en su dolores, son iguales en sus llantos.

*
Si yo pudiera dejar estar todo como está todo, sin mover ni una estrella ni una nube. ¡Oh, si yo pudiera!
*
Todo espera y nada me dice espera. Y yo espero, tal vez como todo espera.











Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

DARÍO JARAMILLO AGUDELO

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO