MAR BUSQUETS MATAIX

I.

La sed irrumpe en el paisaje

-espera silenciosa
cuando se abre en luz
o en pálpito

y avanza
más allá del tiempo,
en sus brotes

y las raíces callan.

II.

Aprendí a pasar por la vida
como hoja de árbol,
sobrevolando
la superficie de las cosas,
tiempo
curva
sin final,
elipse
que  nos toma:

el vértigo o sus alas.




Fotografía: Agustín González Hernández "Testigo de la Brisa”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MIGUEL VEYRAT

HAIKUS DE GREGORIO MUELAS Y HEBERTO DE SYSMO

JOSÉ EMILIO PACHECO